Test de salud respiratoria general

El médico y profesor Konstantin Buteyko, nacido en 1923 en las afueras de Kiev (Ucrania), dedicó gran parte de su vida al estudio del organismo humano y, en particular, al sistema respiratorio. Durante la práctica de su profesión, en Rusia, llevó a cabo los más exhaustivos experimentos de respiración que la ciencia haya intentado jamás.

Debido a diferencias con el gobierno y a falta de credibilidad en su método y prácticas, el laboratorio donde el doctor Buteyko realizaba su investigación fue destruido. Sin embargo, el no cesó en sus investigaciones. A raíz de esto, Buteyko tuvo que encontrar una nueva forma sencilla de medir el estado de salud respiratoria de sus pacientes sin necesidad de aparatología. Descubrió que un indicador muy efectivo del estado de salud respiratorio general de una persona es el tiempo que esta puede contener la respiración después de la exhalación. Entonces desarrollo un protocolo para este fin, al que denominó Pausa de Control.

Aquí te presentamos un ejercicio para que puedas completar el test de salud respiratoria general y medir tu Pausa de Control, incluyendo los resultados del mismo; todo ello elaborado por Buteyko. Notarás que tu capacidad para contener la respiración aumenta cuando te relajas, no cuando te tensas.

Para realizar el test completa los siguientes pasos:

  • Paso 1. Siéntate en posición vertical, con la espalda recta y relájate durante un par de minutos. Toma una pequeña y suave inhalación por la nariz (aproximadamente de tres segundos) y una pequeña exhalación (también de tres segundos).
  • Paso 2. Mantén presionada tu nariz con los dedos de una mano, de manera de contener la respiración. En este momento se debe inicializar un cronómetro para medir el tiempo..
  • Paso 3. Cuando sientas las primeras ganas de respirar, suelta tu nariz, detén el cronómetro e inhala y exhala tranquilamente por la nariz, de la misma manera que en el Paso 1.
Nota: La primera respiración después de la retención debe ser controlada y natural; si es dificultosa o agitada significa que la contención de respiración fue demasiado larga y el test no será del todo fehaciente. Si sucede esto, se debe esperar unos minutos y realizarlo nuevamente, o hacerlo en otro momento en el que se esté completamente relajado.